Comprar Televisión

Guia para comprar televisión

Hay una infinidad de marcas de televisión para que puedas elegir a la hora de comprar una televisión. Sin embargo, la mayoría de la gente va a comprar una televisión de uno de los “cuatro grandes”: LG, Sony, Samsung y Panasonic. Estas 4 marcas siempre tienen sus televisiones entre los más vendidos.

Samsung es el líder indiscutible del mercado de televisores, seguido de cerca por LG. Ambos tienen enormes rangos que van desde televisores baratos hasta televisores de alta gama y pantallas ultra grande que cuestan varios miles de euros. Panasonic y Sony están por detrás, no tienen la cuota de mercado que tenían antes, pero están lejos de ser marcas pequeñas.  Comprar una televisión de estas cuatro grandes compañías significa comprar una televisión de calidad, con garantía por parte de los distribuidores y una gran calidad de imagen.

 

Además de estas 4 grandes marcas de televisiones, nos encontramos con marcas de televisión que están en auge y en constante aumento, pero no al mismo nivel de ventas que las grandes, entre las que destacan Sharp, Hisense, Toshiba y Philips. Estas marcan no ofrecen tecnología tan puntera ni a la vanguardia como las grandes, pero a cambio presentan televisiones a precios más económicos y de gran calidad. Suelen ser la opción preferida para gente que quiere comprar una televisión a precios más reducidos pero sin renunciar a una buena calidad de imagen.

 

Por último, están las televisiones de empresas que no son multinacionales y que generalmente venden sus productos por internet, como la española Nevir, sunstech o Strong. Estas marcas ofrecen televisiones para comprar a un precio muy reducido al de las otras marcas renunciando a tecnologías punteras. Son las televisiones ideales para tener en una segunda habitación sin tener que invertir una gran cantidad de dinero.

 

Hay actualmente en el mercado una variedad de diferentes pantallas, con sus inconvenientes y ventajas a la hora de comprar una televisión. La que escojas va a depender totalmente de la calidad de imagen que tengas y así como su contraste, brillo, etc… Aquí te detallamos cada una para que puedas escoger la correcta antes de comprar una televisión:Televisores LCD

Las pantallas de las televisiones LCD son las más comunes, es una tecnología que lleva ya muchos años con nosotros. De hecho, es probable que tu televisión actual utilice una pantalla LCD si no es muy nuevo. En las televisiones LCD las imágenes se muestran en varias bombillas diminutas que brillan sobre una capa de cristales líquidos para crear las imágenes en la pantalla. Las televisiones LCD son los más baratos de producir, por lo que son los más comunes, especialmente en tamaños más pequeños de televisión.

 

Televisores OLED

Las televisiones OLED o LED orgánico, son consideradas las mejores pantallas de television para el movimiento y el contraste. La ventaja de los OLED con respecto a los LED, es que los LED de las pantallas OLED no utilizan retroiluminación, sino que cada led de la pantalla emite su propio color y tonalidad, por lo que el contraste y el control del color son tan excelentes. Aunque se espera que en los próximos años bajen de precio, actualmente es raro ver una television OLED por menos de 500€.

 

Televisores QLED

Las televisiones QLED son la solución que ofrecio Sansung a los televisores OLED, aunque a decir verdad las televisiones QLED tienen más en común con el LCD que con el OLED. Los televisores de Sansung de Qled siguen usando una luz de fondo, pero ilumina una capa de puntos cuánticos en lugar de cristales líquidos. Este tipo de pantallas producen colores más vibrantes, con más tonalidad y brillo. Haciendo una comparación entre los QLED y los OLED, se suele considerar que las pantallas OLED ofrecen mejor calidad de imagen, aunque eso no significa que no valga la pena comprar una pantalla QLED, ya que hay televisores QLED que valen la pena.

 

Aunque el tamaño del televisor es un asunto personal y depende en gran medida del lugar en el que se vaya a colocar la televisión, lo cierto es que cada año sacan menos televisiones de alta calidad con menos de 43 pulgadas. Por lo que, según pasan los años, se van dejando de lado las pantallas más pequeñas. Esto también tiene que ver las últimas tecnologías que han aparecido, como el 4k o ultra HD, que son técnicamente imposible de implantar en televisiones pequeñas.Hasta cierto punto, cuanta más pantalla es mejor, pero llega a cierto punto en el que realmente no vas a ver muchas ventajas con una pantalla grande, especialmente si vas a poner la televisión en una habitación pequeña. Considere si realmente necesita una gran cantidad de pulgadas en su televisor, usando su televisor actual como guía (o incluso podría hacer un marco de madera básico para probarlo).

 

La resolución también es importante, aunque en este punto todo lo que te vas a encontrar es 4K (también conocido como Ultra HD) cuando vayas a comprar una television nueva. La Full HD ha sido apartada por todos los modelos nuevos menos por las televisiones más baratos, y el 8K todavía está lejos del mercado de consumo.

 

Televisores de menos de 30 pulgadas

no vas a encontrar televisores de 4K de este tamaño porque las pantallas son demasiado pequeñas para mostrar esta resolución y el aumento de los detalles. Si te decantas por este tipo de tamaños de televisión, debes optar por la conectividad de la televisión, más que por su resolución (como que tenga acceso a internet, sea Smart tv, o te permita descargar aplicaciones o ver películas o series por streaming.

Televisores entre 40 a 46 pulgadas

La gente compra estas televisiones por lo general, siendo los tamaños mas populares en las ventas, y donde las marcas se empeñan en ofrecer una televisión excelente para poner el en salón. Una buena television de este tamaño debería permitirte ver contenidos en 4k y jugar en HD sin ningún tipo de problemas. Tambien seria importante que ofreciera conexión a internet y conectividad con aplicaciones como Netflix, Movistar+ o amazon Prime.

Televisiones de 49 a 55 pulgadas

En estos tamaños las marcas crean sus televisiones de alta gama, con la ultima tecnología y los últimos avances para dar la mejor calidad de imagen posible. También hay algunos fabricantes que por un precio más reducido, ofrecen televisiones de este tamaño sin ser alta gama y con una calidad de imagen más que suficiente. A la hora de comprar una televisión de este tamaño, es un requisito que sean de 4K y deseable que contara con soporte a HDR.

Televisiones de más de 62 pulgadas

Los televisores más grandes del mercado siguen la misma tendencia que las televisiones de 49 a 55 pulgadas. Ofrecen las últimas tecnologías de los fabricantes, con una pantalla extra grande.

 

Cuando vayas a comprar una television comprueba si dispone de resolución 4k. Las 4 grandes marcas y la gran mayoría de fabricantes ofrecen televisiones que soportan resoluciones 4K a unos precios competitivos.  El bajo precio de las televisiones 4K significa que ya no hay ninguna razón para comprar una televisión Full HD. Aunque de momento no hay muchas películas y series en 4K, lo razonable es que te decantes por comprar una televisión 4K para cuando haya más contenido en 4K en el futuro.Las televisiones 4K tienen cuatro veces más píxeles que los modelos Full HD, por lo que pueden mostrar imágenes aún más detalladas y vibrantes. Ademas, el 4K es casi omnipresente en el mercado actualmente y es poco probable que puedas comprar una televisión HD de más de 43 pulgadas.

 

Los televisores con pantallas curvas empezaron a aparecer hace unos años, primero en televisores de gama alta de alta calidad, pero poco a poco se han empezado a ver las pantallas curvas en modelos más económicos. Aunque los televisores curvos han perdido popularidad y actualmente solo Samsung permite comprar televisiones curvas en su catálogo.

Aunque se crea que las pantallas curvas mejoran la experiencia visual al envolverte en la imagen como si estuvieras en un cine, la realidad es totalmente diferente. Las diferencias entre un televisor plano y curvo son realmente escasas, ya que, para notar el efecto de las televisiones curvas, la vista debe de estar totalmente centrada a la televisión, y eso ocurre en raras ocasiones.

Teniendo en cuenta el aumento del precio que tienen las televisiones con pantallas curvadas con respecto a las pantallas planas, y las escasas ventajas que ofrecen respecto a las planas, te recomendamos que compres una televisión plana

 

Hoy en día hay 1000 gadgets que conectamos a la televisión para darle al televisor más capacidades, como puede ser un Android TV, Chromecast o Apple TV, entre otras muchas. Antes de comprar una televisión debes de asegurarte de que tienes suficientes puertos en la televisión para todos tus componentes externos de la televisión.  Debes decidir qué vas a poner en la televisión y asegurarte que vas a disponer de todos los puertos suficientes.

 

Desde videoconsolas como Playstation 4, o Android TV o el ya conocido Amazon Fire TV, todos ellos van a requerir de un puerto HDMI para poder conectarse a la televisión. Comprueba que la televisión que vas a comprar tiene más de un puerto HDMI para que conectes más de un dispositivo a la vez.

 

Lo mismo ocurre con los dispositivos USB. Podrías necesitarlo para tener un disco duro externos y guardar tus series grabadas allí, o para cargar algún pendrive con fotos. Si usas algún sistema de sonido Home Cinema o parecido, deberías asegurarte que cuentas con los enchufes necesarios para poder poner el home cinema.

Suele ser habitual que los modelos con precios más bajos no dispongan de tantas entradas/salidas como los modelos con precios más altos. Esto puede ser un problema si tiene varios dispositivos de entrada, como un descodificador, un reproductor de DVD, una grabadora de vídeo, una cámara digital, etc. Hay soluciones para cualquier desafío de cableado, pero cuesta dinero resolverlo

Es recomendable que te tomes tiempo para revisar opiniones de gente que ha comprado la televisión que te interesa, por lo general tendrás una idea mucho mejor del conjunto y podrás decidir mejor que televisión comprar. Las especificaciones y los demás detalles técnicos de los fabricantes no pueden decirte mucho sobre si vas a sacarle provecho a la televisión que vas a comprar. Leyendo las opiniones deberías poder hacerte una idea de la calidad del audio y de la imagen, de lo fácil que es navegar por el software y de todas la ventajas que tiene comprar esa televisión.

 

Este quizás sea la variable que más importe a la hora de comprar una televisión. Tienes que ser consciente de cuanto vas a poder gastarte en una televisión. Mientras que hay televisiones que pueden costar una pequeña fortuna, los más baratos empiezan desde 150€. La buena noticia es que ahora puedes conseguir un gran televisor, aunque tengas un presupuesto ajustado.

Sin embargo en algunas ocasiones deberás de tener un presupuesto alto, sobretodo si decides por comprar una televisión de más de 60 pulgadas con tecnología OLED, aunque siempre hay algunas gangas que puedes encontrarte por nuestra página web y podrás comprar una televisión a precio reducido.

Los televisores que tienen uno o dos años de antigüedad son opciones decentes para ahorrar algo de dinero, siempre y cuando tengan todo lo que necesitas, como el tamaño suficiente o suficientes puertos HDMI. Una de las ventajas de tener tantos televisores en el mercado es que, incluso cuando tengas un presupuesto reducido, todavía tienes la opción de comprar televisiones.

Los productos más vendidos